domingo, 24 de enero de 2010

Soy movimiento 2010 IV: Contra la violencia animal



Para más información sobre la iniciativa aquí

NO A LA VIOLENCIA ANIMAL.




Porque ellos son seres vivos, como nosotros.

Porque ellos no son malos, tu los haces malos si los tratas mal.

Porque lo único que necesitan es amor, agua y comida, y eso no es tan difícil dárselo.

Porque ellos también tienen sentimientos, igual que tu y yo.

Porque hacen las cosas mal a veces, pero tu y yo también nos equivocamos.

Porque ellos te respetan, si tu los respetas a ellos.

Porque si ellos se respetan entre ellos, ¿Porque no puedes hacerlo tu también?


Porque no te lo puedes permitir, o si no dejas de ser persona y te conviertes en una bestia.

Porque si y punto, ¿Es que no lo puedes entender?

Más blogs que participan en la iniciativa:


Yo por mí

Dama Lectora.

3 comentarios:

Iria dijo...

Genial *3*
Completamente de acuerdo contigo: maltratas, dejas de ser persona.
Es una monadita la foto de los gatitos metidos en tazas ^O^
PDTA: Con la letra nueva el blog es más legible xD

Leara dijo...

Lloro como una magdalena cada vez que veo que algún animal sufre. Es horrible esta gente!!

Noticias en las que ves que atan a perros y los apalean, los queman, les cortan las patas mientras siguen vivos.

Recuerdo una vez que vi un capítulo de CSI en el que una tía criaba perros de pelea. Los mataba de hambre, les daba perrilos pequeño para que los devoraran... el ayudante, un niño que amaba a esos perros y no podía seguir viendo lo que esa zorra les hacía, la dejó inconsciente y abrió la jaula de los perros...

Ellos se la comieron y yo ME ALEGRÉ!!!

Bookworm dijo...

Es increíble lo acostumbrados que estamos a ver escenas violentas en televisión entre seres humanos y no hablo de tragedias como las de Haití que llegan al alma, pero soy incapaz de mantener puesto un canal en el que veo apalear a un animal. Cada vez que llega la temporada de cazar focas me pongo mala. Cuando estuve en Groenlandia fui incapaz de acercarme al mercado donde la venta de focas está permitida (algo que puedo entender en esas latitudes) pero que no fui capaz de ver.
El llanto de un perro me llega al alma y nunca entenderé a esas personas que los regalan como si fueran juguetes y los abandonan a la primera de cambio.
Yo he tenido 10 años un bobtail (lo puedes ver en mi blog) y desde luego para mí era uno más de casa. Si no puedo meter al perro en casa no lo quiero. De momento no he sido capaz de comprar otro, pero entiendo que un animal merece el mismo respeto que cualquier otro ser vivo.
Además y hablo de mi propia experiencia, el cariño que te da tu propia mascota es algo impagable.
Besos