domingo, 18 de febrero de 2018

Mis peores lecturas de 2017


¡¡Hola Laberinter@s!!

¿Qué tal todo? Como ya os imaginaréis yo estoy bien aunque un poco estresada con todo lo del máster.

Como también sabéis soy un auténtico desastre y, es por eso, que estoy subiendo esta entrada tan tarde o, mejor dicho, relativamente tarde.

Aunque debería haberlo subido en Enero por unas cosas y por otros lo he dejado estar, pero bueno aquí os traigo la entrada con mis peores lecturas de 2017.

Después de esta vendrá una entrada en las que os comenté el nuevo look del blog y un poquito del proceso de cambio.

Espero que os guste mucho la entrada.


La princesa de papel y El príncipe roto de Erin Watt

Si os hablo de estos libros dentro de mis peores lecturas de 2017 no es porque no me hayan gustado, es más, tengo que ser totalmente sincera y admitir que, sobre todo "La princesa de papel" no me pareció malo en sí, si no que simplemente no me han aportado nada nuevo, están llenos de tópicos y además el machismo que hay en ellos es tan, tan grande que no puede pasar desapercibido. Sé que ahora os preguntaréis ¿Por qué te has leído el segundo entonces? Pues porque tenía la vaga esperanza de que mejorase un poco para que la cosa no fuera tan mala, que pudiera ser una saga salvable, pero no. El segundo libro en vez de mejorar, empeora y se me hizo muy cuesta arriba, además, el final es menos creíble que una película de ciencia ficción ochentera.

 La trilogía Summer de Jenny Han

Puff, que deciros de estos libros. No sería sincera si no os dijera que me llamaba desde hacía mucho, pero mucho, tiempo esta trilogía y decidí lanzarme a la piscina en el 2017 (nunca mejor dicho). La trilogía empeora a medida que avanzas en los libros, eso ya os lo digo desde el minuto uno. Se podría decir que el primer libro es potable, se lee, no te quedas con la sabiduría de la vida, ni cambia tu vida tangencialmente pero, oye, pasas un buen rato. El segundo libro es como vale venga va, ahora a ver como lo arreglas después de ese final y vas diciendo "venga me lo creo" hasta que comienzas a decir "va a pasar esto" y terminas diciendo "WTF? No, no, no. Esto no se lo cree ni el Fary". Y así dejas el desenlace para el tercero, y último libro, que es el despiporre, es como "madre mía, querida Jenny, porqué te maltratas de la manera" y es que a día de hoy no sé porque se hace eso como escritora. También soy sincera, ya que sé que estos libros con 15 años me habrían parecido de los mejor, pero mi credulidad ha disminuído de manera considerable, gracias al universo.
Así que no os recomiendo esta trilogía porque ¿Para qué sufrir sin motivos?

Sophie en los cielos de París de Katherine Rundell
Este es uno de los libros que te fastidia que no te hayan gustado y es que tenía todas las papeletas para gustarme. Lo de esta novela ha sido como, vale y que más, y seguido así hasta que llegas al final. Y luego viene ese final, que no sabes si reír o llorar, porque a mi me daban ganas de llorar, pero de darme cuenta de las horas que había malgastado leyendo este libro. Verdaderamente, no es que pretenda ser mala, aun así este libro me fastidió mucho, porque tenía todas las papeletas para ser una pequeñas jollita que guardas en mi estantería mental de libros que me han emocionado, mas no ha podido ser. Me llevo la originalidad y alguna que otra frase que me hicieron gracia o me enamoraron por su sonoridad. Tenéis la reseña aquí.

 La reina del Tearling de Erika Johansen

Y con este un poco más de los mismo, aunque con un pequeño cambio, ya que las redes sociales estaban plagadas de la novela, no había bookstagram, booktuber o booktuitero (si acaso eso existe) que no lo hubiese leido, comentado o olido. La historia pintaba tan bien, una princesa que no sabe que lo es, que está escondida, que tiene que regresar a su legítimo trono y hacer un cambio brutal en el mismo, haciendo uso de su poder femenino pero, si ahora viene el gran pero, no me conquistó. Se me hizo muy cuesta arriba, no conseguía avanzar, la protagonista era tan cansina que no podía sopotarla y tantísimas cosas que no sé si me leeré su segunda parte, porque ganas no me quedaron.

P.D. Todavia te quiero de Jenny Han

"Ains Lara Jean, cuanto me has defraudado"  Así definiría yo lo que me ha hecho sentir este libro. Empezamos mal porque la pareja final de "A todos los chicos de los que me enamoré" rompe, se inicia una nueva amistad con uno de los chicos a los que en la primera novel a le había escrito una carta y no pasa mucho más.Y es que en este libro no noto ninguna evolución de la protagonista ni nada destacable, no me gustaron ni las relaciones de los personajes, ni la protagonista, ni los nuevos personajes. Por no hablar de narración que no solo me horroriza en castellano si no que, por un problema, tuve que leer un capítulo en la versión original en mi ebook y había muchas frases, oraciones e incluso pequeños párrafos que en la versión española no aparecían, lo cual me parece muy deplorable por parte de la editorial. Tengo que deciros que me leeré su tercera, y última, parte porque ahora quiero conocer el final de Lara Jean y porque tengo la mínima esperanza de que mejore un poco.

1 comentario:

Leara Martell dijo...

Jope! De tus lecturas sólo he leído lo de Princesa de Papel y estoy de acuerdo contigo en que, aunque me engancharon, había muchas cosas que me chirriaban (sobre todo ese tufillo machista que no se va ni pasando 200 páginas).

Pero bueno... Después de esta lista tampoco me quedan muchas ganas de darle ninguna oportunidad a esos libros !