martes, 3 de octubre de 2017

El peligro de adentrarse en los sueños





¡¡Hola Laberinteros!!

¿Qué tal? Yo muy bien aunque lamento un poco que el blog acabara un poco abandonado, como casi todos los años, pero bueno ya sabéis como soy yo y con el inicio del máster no puedo prometer nada.

Hoy os traigo una reseña de un libro que ya he leído hace un tiempo pero que quería compartir con vosotros mi opinión impopular sobre este libro que a tanta gente a gustado en España.

Espero que os guste mucho la reseña.



Título: Sueños

Autor: Robert L. Anderson

Editorial: Oz editorial

Encuadernación: Tapa blanda

Páginas: 352

P.V.P: 17.90 €

Continuación: En principio no, aunque el final del libro es abierto y puede dar pie a una continuación.

Sinopsis:
Dea es una joven normal que esconde un gran secreto: al igual que su madre, puede viajar y adentrarse en los sueños de las personas. Los sueños son su sustento vital; si no los visita, puede debilitarse e incluso morir. En sus aventuras por los difusos mundos oníricos siempre debe seguir tres normas: nunca debe interferir en lo que ocurre en el sueño, no tiene que ser vista ni debe visitar un sueño en el que ya ha estado. De lo contrario, los monstruos irán a por ella. Sin embargo, todo se complica cuando conoce al enigmático Connor y se enamora de él. ¿Qué es sueño? ¿Qué es realidad?



Este libro decidí leerlo porque me había llegado a casa con la caja literaria “El correo rebelde” de Noviembre del año pasado y me llamaba la atención aunque no fuera uno de mis libros prioritarios. 

En la novela conocemos a Dea, una chica de 17 años que tiene una vida normal y anodina con las típicas inquietudes de una adolescente pero, en realidad, ella guarda un gran secreto y es que necesita caminar por los sueños de la gente para evitar ponerse enferma, podemos decir que se alimenta de ellos y si no lo hace se encuentra muy débil. Las reglas que tiene que seguir cuando se mete en un sueño son simples: nadie puede enterarse de que está allí, no debe influir en el sueño y no puede introducirse en los sueños de una misma persona dos veces. Nuestra protagonista sigue estas reglas a rajatabla hasta que conoce a su nuevo vecino, Connor, él hará que su mundo se tambalee y se complique mucho su vida. 

Dea me ha parecido un personaje bastante simplón y hasta bien entrada la novela no empieza a despertar mi interés. Su inocencia es desmedida, hasta increíble y su personalidad está tan perdida que no la encontramos en la novela, ni buscándola. 

Connor tampoco es que sea el chico más interesante sobre la faz de la tierra. Al principio lo conocemos muy poco y no llama especialmente la atención, es un chico normal y corriente, pero todo cambia cuando conocemos sus sueños y nos damos cuenta de que esconde más de lo que parece. 

El personaje más interesante de toda la novela es la amiga de Dea, Golum, aunque de ella, por desgracia, poco se nos habla y su papel es secundario, en el más amplio sentido de la palabra.

Aunque, como ya os he dicho, los personajes no son nada del otro mundo, es más, podemos decir que son más de los mismo pero de manera descafeinada, la narración sí que nos atrapa haciendo que avancemos sin descanso para conocer su final, aunque este pueda decepcionarnos. Y es que después de estar durante bastante rato explicándonos los sueños e ir descubriendo poco a poco todos los misterios, da la sensación de que, de repente, todo se resuelve demasiado rápido y sin darnos las explicaciones necesarias, cosa que a mí personalmente no me acaba de convencer. 

No sé si es porque está planeada una segunda parte o cual es el motivo de que no tengamos un final cerrado pero este hecho solo nos deja con más incógnitas que, o intentamos resolverlas con nuestra imaginación o, al menos por ahora, quedan sin solución. 

Este libro es uno más entre muchos que no destaca porque su argumento está desaprovechado pero sí que es entretenido.

1 comentario:

Noelia dijo...

Holii!!
No es un libro que me llame la atención, por lo que lo voy a dejar pasar. Me alegro que por lo menos te haya entretenido.

Besitos :):)